Genu Varo: Que es, Causas y Tratamiento

Genu VaroEl Genu Varo o “Genu Varum” (en su denominación original en latín) es una deformidad de la extremidad inferior, caracterizada por una posición del muslo y la pierna que forma un arco cuya concavidad es interna.

En otras palabras, es una desviación de la pierna hacia adentro del eje de la extremidad inferior asociada con la prominencia de la rodilla hacia el exterior.

En el Genu Varo , la articulación de la rodilla provoca una desviación del eje de la pierna hacia el interior. Los tobillos se tocan con mucha facilidad, sin embargo, las rodillas no pueden estar unidos entre sí.

Esta desviación de las rodillas no se trata simplemente de una alteración estética y/o fisiológica, pues existen diversas partes que pueden verse perjudicadas y que deben tratarse eficazmente para evitar el deterioro de las articulaciones y estructuras.

Genu Varo: Causas

El Genu Varo es raramente una deformación hereditaria.

En los recién nacidos y los lactantes, el genu varo es fisiológico, es decir, las piernas arqueadas son normales y se resuelven espontáneamente con el crecimiento.

En efecto, durante los primeros años de vida la posición de las rodillas se irá cambiando a su posición normal como consecuencia de alteraciones fisiológicas normales y comunes a la edad.

Sin embargo, el genu varo se vuelve anormal cuando pueden observarse ciertas características concretas durante los primeros años del niño:

Genu varo de cualquier clase presente en los niños de más de 2 años de edad.
Ángulo femorotibial clínico o radiográfico con un grado mayor a 15 grados
Más de 3 centímetros de longitud entre los cóndilos femorales

Existen diversos factores que pueden provocar el genu varo anormal en niños.

Entre ellos están:

  • Un traumatismo anterior
  • Sobrepeso (exceso de carga)
  • Raquitismo
  • Polio
  • Desequilibrios hormonales
  • Tumores o afecciones inflamatorias
  • Deformidad ósea de nacimiento.
  • Debilidades del tejido conectivo

– Causas más común del Genu Varo

Entre todas las causas nombradas, la más común es la enfermedad ósea denominada raquitismo. En esta condición, el crecimiento del hueso se ve obstaculizada por la falta de vitamina D. El hueso no está bien consolidado y no puede soportar el peso del cuerpo. Esta debilidad puede conducir al síndrome de tocar las rodillas o las piernas arqueadas.

Muy a menudo, el genu varo puede ser la consecuencia de pies en valgo planos. En efecto, cuando se padece pie valgo, la mala posición de los pies provoca una desviación del eje de las piernas con respecto a la rodilla, ejerciendo una fuerza de palanca, y pone en peligro el crecimiento normal del niño.

El genu varo en adultos a veces es la consecuencia de un genu varum del niño no tratado o mal tratado. También puede ser una secuela de alguna fractura.

Algunos tipos de deportes también pueden promover la aparición de las piernas arqueadas. Se trata básicamente de deportes durante el cual el grupo aductor muscular, situado en el lado interno del muslo, es particularmente comprometida y por lo tanto muy solicitado que los músculos abductores de la cara externa del muslo. El fútbol es el ejemplo más conocido.

Genu Varo: Consecuencias a largo plazo

El Genu Varo no tratado puede derivar en una Osteoartritis de rodilla

Si el genu varo no es tratado como es debido, es probable que derive en la osteoartritis de rodilla, y esto de forma secundaria afecta a las diferencias de presión en otras articulaciones, lo que puede provocar artrosis y el desgaste desigual de la articulación de la rodilla.

En el caso de la pierna arqueada unilateral, el cuerpo naturalmente procura compensar el desequilibrio, lo que puede provocar la deformación de la columna vertebral.

La cabeza del fémur (condilar medial femoris, medial del cóndilo femoral) también puede verse perjudicada. Esto conduce a un aumento de la tensión en el menisco medial y una artrosis de rodilla medial.

En los casos más graves, el genu varo pueden causar problemas graves de rodilla o cadera.

Genu Varo: Tratamiento adecuado

– Tratamiento en niños:

Dijimos que el genu varo puede ser normal en niños pequeños hasta los 2 años de vida. Por lo tanto, en esos casos, no será necesario ningún tratamiento especial.

Sin embargo, cuando el genu varo del niño es provocado por causas anormales, es necesario tratarlo. Algunos ejercicios específicos pueden ser efectivos, conjuntamente con el uso de calzado correctivo y férulas especiales. La toma de vitamina D cuando la causa del genu varo es el raquitismo también puede corregir el genu varo.

En los casos más gravos, el genu varo del niño requiere tratamiento quirúrgico cuando sea necesario. Durante el procedimiento, el cirujano coloca una grapa en la tibia, en el lado externo del cartílago de conjugación, es decir, el cartílago ubicado en los extremos de un hueso que permite su crecimiento. Luego, los huesos crecen en el lado interno de la rodilla, pero más lentamente que en el lado externo, equilibrando así el crecimiento y corrigiendo la deformidad al mismo tiempo.

– Genu Varo, Tratamiento fisioterapéutico en adultos

Cuando el genu varo se produce en adultos, existen algunos ejercicios correctores de fisioterapia que pueden mejorar la situación.

Estos ejercicios para Genu Varo tienen como principales objetivos:

  • Estirar los ligamentos colaterales internos que estén distendidos, al igual que los músculos de la parte interna de las piernas.
  • Darle fuerza y potencia a varios músculos de la pierna y los pies.
  • Equilibrar las cargas que actúan sobre las rodillas para bajar la sobrecarga en meniscos internos.
  • Lograr, dentro de lo posible, una simetría de las piernas.
  • La prevención de posibles lesiones en la pelvis.
  • La prevención de deformidades en la columna vertebral.
  • Mejorar la marcha.
  • Evitar otras posibles lesiones.

En el siguiente video podemos ver un estiramiento con el cual podremos alcanzar dichos objetivos, cuando el genu varo no es muy severo:

 

Cuando se trata de una forma severa, el genu varo en el adulto requiere una osteotomía quirúrgica, es decir, una sección ósea. Esto es seguido por una corrección del eje asociado con la fijación del hueso seccionado. Es necesario caminar con muletas durante 4 a 6 semanas, no hay yeso y al día siguiente de la intervención, el fisioterapeuta dobla la rodilla normalmente. La cicatriz es de 5 a 6 cm. En la 6ª semana caminamos normalmente y podemos reanudar cualquier actividad, incluso los deportes.

Cabe resaltar que la cirugía de genu varo no es una intervención estética ya que el genu varum provoca, como ya lo mencionamos, el desgaste prematuro de la parte interna de la rodilla (osteoartritis); por lo tanto, es una intervención, además de estética, funcional y preventiva.

Se debe saber que en el 80% de los casos en que se debe colocar una prótesis de rodilla, el genu varum es la causa. Esta intervención, independientemente de su naturaleza estética secundaria, posibilita retrasar o incluso evitar la prótesis de rodilla con anticipación. 

Genu Varo: Que es, Causas y Tratamiento
5 (100%) 2 votes

14 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *